Tag : frances-natural

post image

Las claves para un francés natural (y no, no hablamos de idiomas)

21 abril, 2016MIlfs destacadas Standard

 

El sexo es una de las cosas que mueven el mundo. Por razones obvias. Pensamos en sexo, hablamos de sexo, vivimos por el sexo a veces, lo hacemos o deseamos hacerlo más, fantaseamos con él y siempre hay algo que nos gustaría probar con alguien. En definitiva, el sexo mueve nuestro mundo. Y por suerte las prácticas que sólo hace unos años estaban condenadas por la moral hoy forman parte de las prácticas habituales. Como el sexo oral. Como el strap-on y las prácticas del bondage

 

En este post te ponemos la miel en los labios para que hagas el mejor frances natural que le hayan hecho a tus parejas. Vas a crear adicción con sólo seguir estos trucos. ¿Te los vas a perder?

 

El frances natural con el que todo tío sueña: así se hace

Genitalia, la tierra prometida

No todo es ir directo al grano, centrándose sólo en el pene. Porque está bien, es una parte importante, pero hay más territorios por descubrir y van a hacer que la temperatura (de por sí elevada) suba aún más. Así que lame sus testículos, juega con su bolsa escrotal, hazle estremecerse con cada uno de tus gestos.

 

Mírale a los ojos

No hay nada que ponga más caliente a un tío que le mires cuando tienes su polla en la boca. ¿Por qué? Porque es indicativo de una mujer segura, que no se avergüenza de lo que hace, que sabe cómo calentar la situación y sacar la parte más sucia de sí misma para que los dos disfruten. Además te servirá para saber cuándo disfruta más, cuándo le gusta más lo que le estás haciendo y podrás así hacerle la felación de su vida.

 

Deja que empuje tu cabeza

Una de las cosas más excitantes del frances natural es que tiene un ingrediente importante de sumisión: la mujer está de rodillas sin poder hacer nada más que chupar el pene de su compañero, con poca movilidad y sin siquiera una posición cómoda para mirarle a los ojos. Está sometida. Si además le dejas que amplíe este rol empujando tu cabeza, decidiendo lo profunda que quiere metértela, se pondrá aún más caliente aparte de que te indicará el ritmo de lo que quiere.

 

Ten cuidado con los dientes

Se suele decir que hacer el frances es como comerse un polo… pero es un poco [...]