Tag : erotismo

post image

5 elementos para potenciar los masajes eróticos

26 octubre, 2017Tendencias Standard

Existen modas para todo y si en el campo de la sexualidad hay algo a lo que nadie quiere resistirse es a recibir un buen masaje. Los masajes eróticos en Barcelona están tan de moda como en su momento lo estuvieron los menage a trois o los clubs swinger. Pero, ¿cuáles son las claves? ¿Qué necesitas saber sobre ellos, tanto para darlos como para recibirlos?

En este artículo te desvelamos algunas de sus claves.

1.-El escenario

Crear un ambiente propio es esencial para que el masaje erótico pueda fluir con naturalidad. No podemos negar que se trata de una experiencia muy sensorial y por ello también debemos trabajar la atmosfera. Lo ideal sería que el masaje tenga lugar en una habitación silenciosa, íntima y cálida. Tal vez unas cortinas bajadas, unas velas y un poco de incendio sean los elementos más imprescindibles.

2.-El lenguaje

El lenguaje empleado y la forma de hablar en un masaje erótico son muy importantes, ya que gracia a ellos estimularemos el oído y nuestro cuerpo estará mucho más predispuesto a disfrutar de lo que está por venir. Usa un tono de voz suave, olvídate de vulgarismos y transmite con tus palabras la energía que van a transmitir las manos.

3.-El vestuario

Tanto si vas a dar un masaje erótico cómo a recibirlo, no necesitas llevar capas y capas de ropa, eso déjaselo a las cebollas. De hecho, si tú vas a recibir un masaje, lo mejor es que no lleves absolutamente nada más que la toalla de rigor.

4.-Aceites y otros elementos

Los elementos empleados para dar un buen masaje erótico son imprescindibles para potenciar las sensaciones. En el mercado puedes encontrar una gran variedad de aceites especiales, con diferentes aromas y textura, para que puedas usar el que más te excite.

5.-El ritmo

Lo más importante en cualquier tipo de masaje es mantener un ritmo adecuado que impida que los músculos se enfríen, por tanto, deja las conversaciones importantes para otro momento y céntrate en lo que estás haciendo para evitar hacer una pausa innecesaria. ¿Otro consejo? Tampoco termines en seco, sino bajando la intensidad de forma paulatina [...]