records sexuales

Récords sexuales para alucinar

Si has ido alguna vez al Escorts Barcelona y le has dicho a una de sus chicas que debería anotar en su agenda lo mucho que ha tardado en alcanzar el orgasmo, o lo fuerte que ha sido, es posible que conocer los datos que te damos a continuación dejen vuestra marca un poco por debajo de lo que esperas.

Pero no te traemos esta lista para deprimirte, sino para que te sorprendas con nosotras de los récords conseguidos:

El pene más grande

Roberto Esquivel, un hombre de 55 años con un pene que mide 48 centímetros, asegura que le resulta imposible hacer vida normal.

El pecho natural más voluminoso

La afroamericana Annie Hawkins-Turner, cuyo nombre artístico es Norma Stitz, ha entrado en el Libro Guinness junto con sus pechos, de 25kg cada uno. Lleva una talla 102ZZZ y trabaja como modelo de fetiches.

El mayor número de orgasmos en una masturbación

Fue una mujer quien registró 222 orgasmos en la Masturbate-a-thon de Dinamarca, el 2009. Esto sí es un multiorgasmo… Pero no se dieron más detalles al respecto, y esta proeza se ha convertido en toda una leyenda.

La película porno más premiada

La AVN Award viene a ser la gala de los Oscar del porno. La noche de los zombis calientes, que parodia La noche de los muertos vivientes y Frankenstein a la vez, ganó 10 premios el año 2000.

La mayor orgía

Un total de 250 hombres y 250 mujeres formaron parte de esta actividad en grupo. Se llevó a cabo en Japón y, por supuesto, fue grabada en vídeo. Hoy en día, forma parte de la filmografía pornográfica japonesa. Claro que puede ser todo un lío estar atentos a una pareja en concreto…

La eyaculación masculina que llegó más lejos

El esperma de Horst Schultz consiguió alcanzar los 5’76 metros de distancia a una velocidad de 69km/h. Sí; también ostenta el premio a la mayor velocidad.

La vagina más fuerte

Tatiana Kozhevnikova llegó a levantar 14 kilos de pesas usando sólo los músculos de su vagina. Al parecer, entrena habitualmente con una bola metida en la misma vagina, de la que cuelga una pesa. Porque cada uno entrena como quiere. Ejercicios Kegel, ¿para qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *