masaje-lingam

Conocimientos sobre el masaje lingam

20 agosto, 2017Experiencias Standard

En tantra, el masaje lingam es el que se le dedica al hombre. De hecho, lingam hace referencia al órgano sexual masculino.

Durante un masaje de tantra lingam, debe tenerse en cuenta que el orgasmo no es el objetivo principal, aunque sí una consecuencia agradable. Más bien, este reverenciado ritual tantra tiene como objetivo ayudar al hombre a explorar el espectro completo de su capacidad de experimentar el placer sensual. El orgasmo, si se alcanza durante un masaje de tantra lingam, es, en el mejor de los casos, considerado como un acontecimiento casual.

El masaje debe incluir el perineo, así como los testículos y la próstata. Contrariamente a la creencia común, la experiencia no es algo con lo que la gente se sienta siempre cómoda en primera instancia. Además, no se trata de contar con un rendimiento sexual alto, sino de abandonarse al placer pasivo.

El masaje comienza con el hombre acostado sobre su espalda con la cabeza apoyada lo suficiente para mirar a su pareja. De la misma manera, sus caderas deben estar apoyadas, sus piernas ligeramente extendidas y las rodillas parcialmente dobladas. Antes del masaje del lingam, tanto el que lo hace como el receptor deben participar en un largo momento de respiración tantra con el fin de relajarse y entrar en el espíritu correcto del ritual.

La persona que hace el masaje entonces unge el lingam y los testículos con aceite esencial y comienza el masaje en los testículos. Obviamente, esto debe hacerse con el mayor cuidado, y observando la cara del hombre para cualquier muestra de la incomodidad o de dolor. Se debe dar especial énfasis al perineo. El masaje luego procede al escroto, el área del hueso púbico y más hacia arriba.

Quien otorga el masaje procede luego a aplicar una presión de mano suave y uniforme sobre la base del lingam, trabajando lentamente hacia arriba. Una buena técnica es usar las manos alternas, tirando hacia arriba y soltando rítmicamente y luego invirtiendo el proceso, comenzando en la cabeza del lingam y acariciando hacia abajo.

El lingam puede estar alternativamente rígido y flácido durante el masaje. Esto es de poca importancia y no refleja la eficacia del masaje. Al terminar, el receptor debe descansar durante varios minutos, ya sea en absoluta tranquilidad o con música suave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *